miércoles, 25 de octubre de 2017

De autos antiguos y suculentas

Con la llegada de la primavera a mi se me dio por mirar más el jardín. 
Desde que en esta casa vive Vera(nuestra eterna bebé bóxer)es algo que deje de hacer para no amargarme por sus estragos a cuanta planta/maceta/yuyo encuentre a su paso.

Pero no pude obviar la única  floración decente de éste año.

Y ya que estaba dando vueltas entre las plantas  hice unos cuantos "hijitos"de suculentas. 

Y para no ponerlos a "enraizar" en cualquier recipiente me dispuse a embellecer un autito antiguo. 

¿Que tendrán que ver suculentas con autos te preguntarás vos? 
Ya vas a ver...


Encontré este auto en el depósito de mi casa cuando me vine a vivir con mi marido hace 10 años, el no recuerda si era suyo o de su hermano mayor, pero está  la vista que es antiguo



 Es de metal pesado,no se que aleación será,por que no se oxida a pesar de que lo tuve en el jardín  recibiendo sol y lluvia por años. 



Previa limpieza profunda lo pinté con sintético blanco. 
Yo quería algo bien diferente,así que lo pinté luego de rosa.



Le consulté solo por delicadeza a mi marido si le parecía bien que el jeep con el que posiblemente haya jugado de niño ahora fuera rosa,le encantó la idea así que seguí con un rosa más oscuro por que el rosita claro era muy insulso. 



¿Viste que a veces uno se hace la imagen mental de algo y después en la práctica no sale como lo imaginaste? 

Me pasó eso cuando estuvo pintado de rosado casi chicle. 



Yo quería algo diferente,pero me parece que el autito se resistía,así que me fui al clásico rojo (vienen de rojo mis proyectos últimamente)



Después le di una pasada de cera oscura como para que no quedará tan "rojo recién pintado".
Listo el jeep,pero esto había empezado por los esquejes de suculentas.


Yo tenía la idea en la cabeza de usar el auto para ponerlos,el asunto es que no encontraba los recipientes adecuados. 

Entonces un día en el baño (si surgirán ideas ahí eh?)vi estos envases.


Uno encajaba perfecto,el otro lo armé cortando y pegando el envase de cepillo de dientes. 




Lo mejor es que son transparentes por que yo no quería unas macetitas arriba del jeep.

Los pobres hijitos ya estaban medio deshidratados cuando al fin los puse en una mezcla de tierra y arena.

Exactamente así me lo había imaginado.
Aunque me hubiera gustado que el rosa hubiera funcionado,pero creo que el rojo le sienta de maravillas. 


Mientras los esquejes enraizan tengo un amoroso jeep antiguo decorando mi casa.

De más está decir que esos plantines de la foto ya están en macetas y los sustituí por otros.


Me gusta tanto como quedan que tendré una familia enorme con hijitos de cuanta suculenta encuentre en mi camino.

Prometo que en la próxima entrada no habrá rojo.😀




       ¡Hasta la próxima! 

¡Abrazo a todas!😚😚



sábado, 21 de octubre de 2017

Reciclar puerta de mueble

A veces creo que de tanto tejer la neurona creativa se volvió selectiva;osea...crea combinación de colores, de puntos y de texturas pero está en una pausa en cuanto al reciclado.


Por que no hay otra explicación a que haya tenido este proyecto que muestro hoy casi un año a medio hacer.


Bueno,yo sabía bien desde el principio que era lo que quería hacer con esta puertita que encontré en la calle hace años.Un organizador



De hecho compré en ese entonces  una cajita de té de mdf por que era de la medida exacta que necesitaba para agregársela a la puerta.


En realidad,viendo en retrospectiva las fotos,lo que no decidía era el color.

Primero pensé que pintaría solo la moldura central y así lo hice,y también le puse una imagen muy amorosa.


Este era mi plan desde el principio,solo que  tenía la neurona ocupada tejiendo y lo guardé así,a medio hacer.

Cuando lo volví a sacar meses después ya no me gustaba lo que había hecho. 


Entonces lo tapé todo de blanco,y así todo blanco esperó unos cuantos meses más(como 6)



Y lo volví a sacar y tampoco me gustaba todo blanco,y la verdad no me acuerdo cuando,ni por que decidí tapar todo con rojo.


Y usar pintura de pizarrón en la moldura central.
Me parece que fue una imágen de Pinterest o de un blog la que me encendió la lamparita,o quizás haya sido mi estado de ánimo.


El asunto es que pinté todo de rojo,marco,caja de té,divisiones de la misma, eles y perchita de metal,todo todo de rojo.


Lo volví a guardar(seguramente para terminar algún pedido tejido)



Cuando lo saqué por última vez(hará cosa de 2 meses) me gustó como se veía,así que definitivamente quedaría así.

Ensamblé todas las partes,atornillé,cambié el tirador por que ya no pegaba el rosa con el rojo y barnicé.

Al fin había terminado el organizador multi usos y multi capas de pintura.



Lo armé "para la foto"como organizador de cocina pero bien podría ser para la entrada o para el tocador.





¿Más de un año para hacer esto? que me encanta,si,pero tampoco es que hice un Da Vinci...



Y bueno,me perdono,no todo tiene que salir de una,ni genial,ni mucho menos perfecto.
¿No?



"Yo no busco perfección,busco en lo imperfecto lo esencial y verdadero"



Con esta entrada participo en el Finde frugal de Marce

¡Hasta la próxima!

lunes, 16 de octubre de 2017

Cajoncito:Cambio de look

Hoy vengo con un cambio de look,pequeño,humilde,pero según mi gusto,para mejor.

Este cajón era así,acá te lo había mostrado. 


Y antes,cuando lo encontré en la calle era así,sucio y feo .


Pero de buena madera y firme,cualidades que hacen que cualquier cajón tenga derecho a una nueva vida.

Y éste va por su segundo cambio de look.

Cuando lo había dejado decapado estaba chocha con el resultado, pero me empezó a parecer un efecto demasiado pesado visualmente,tanto contraste de color de las sucesivas capas que alguien le habrá dado(y que yo dejé al descubierto) me dejó de gustar.
Así que me dispuse a cambiarle el aspecto otra vez.

(esta es la única foto que tengo del paso a paso,una tristeza lo mío!)

Esta vez no hice fotos del paso a paso,pero te cuento que solo le di una mano de blanco y sobre eso una patina de cera + tinta nogal,que se metió en todos los bajos relieves de las capas de pintura superpuestas que antes no se notaban.




Y después unas transferencias de láminas florales en laterales y frente.




La base estaba forrada con un mapa viejo pero ahora no combinaba,así que hice un patch de papeles


El tirador fue cambiado por otro de madera pintado de verde azulado y el interior recibió un aguada del mismo color.





Y listo,en un rato cajoncito re-decorado.

¿Viste que siempre hay nuevas oportunidades para todos? 

Incluso para un cajón encontrado en la calle.



"Nunca creí que pudiéramos transformar el mundo, pero creo que todos los días se pueden transformar las cosas"

Françoise Giroud

¡Hasta la próxima!